Toda una vida dedicada al arte

“LA ESENCIALIDAD”

Ignacio Diego Palacios

Presidente de Cantabria

La Biblioteca Central de Cantabria, dentro de su amplio programa de actividades, acoge una imprescindible e interesante muestra de la obra del escultor Vicente Vázquez Canónico.

Estamos ante una propuesta de apariencia un tanto engañosa, pues parece de fácil acceso, pero esconde una compleja comprensión. El espectador debe acercarse a su trabajo con mente abierta, dejarse llevar por la sensibilidad de sus líneas, la armonía de sus formas o la profundidad de sus conceptos. Son esculturas, en suma, que requieren la misma parsimonia y quietud que exige un vino añejo cuando se enfrenta a ellas.

El maestro Canónico, pues su carácter de profesor incansable exige tal título para el gijonés, ha centrado su obra en la comprensión de un mundo que se acerca a un entorno inexplicable. Canónico, sin embargo, lo hace abarcable desde un punto de vista diferente, desde la desnudez del propio concepto. “Quitarle lo que le sobra para ser”, suele decir. De esta manera desestructura el caparazón del objeto de su obra, desnudando con mimo el cuerpo y el alma de un trabajo que, posteriormente, considerará como un hijo.

La elección de los materiales y su posterior trabajo significan para el autor un mero proceso para llegar a descubrir el legado de ese entorno, cuya comprensión profunda le obsesiona. La versatilidad del gran autor que es, le otorga la ventaja en este contexto de trabajar con aquel elemento que permita un mayor reflejo de auténtico ser de su obra.

Vicente Vázquez Canónico es, en resumen, uno de nuestros grandes escultores de la actualidad; y esta exposición es una oportunidad única para conocer más a fondo su obra, su visión del mundo que le rodea.